Étienne Jules Marey (1830 – 1904) médico fisiólogo francés, pionero de la fotografía de movimiento. Es considerado como uno de los precursores de la cinematografía, ya que logró obtener series de fotografías por segundo.

Su trabajo en el área médica inició por el estudio de la circulación sanguínea, y prosiguió con el ritmo cardiaco. Su meta primordial era obtener datos precisos para analizar el comportamiento de dicho fenómeno, para lograr obtener estos datos colaboró en la mejora del esfigmógrafo, un aparato precursor del actual esfigmomanómetro. También realizó estudios sobre el cólera y fisiología en general.

Su interés sobre el estudio del movimiento animal le llevó al estudio del vuelo de las aves, para lo cual utilizó una variedad de técnicas, lo que conllevó al invento de la técnica  cronofotográfica. El ojo humano por sí sólo no es capaz de captar con todo detalle lo que sucede con los objetos en movimiento dada la rapidez del fenómeno, Marey consideró entonces que si fuera posible “captar” esta acción en porciones del tiempo se podría entonces contar con una secuencia de imágenes, que mostrarían lo que sucede durante la acción del movimiento, es decir fraccionando la acción en porciones de tiempo.

 

Fusil fotográfico, Nature (1882).

Para lograr lo anterior Marey intentó diversas técnicas, hasta que en 1861 inventa el “fusil fotográfico”, considerado por diversos autores como la primera cámara cinematográfica. Esta cámara posee en su interior una placa de vidrio sensibilizada y un obturador conformado por un disco con una apertura, al frente de dicha placa, al accionar el disparador, tanto la placa de vidrio, como el obturador giran permitiendo captar una secuencia fotográfica, en este modelo inicial, Marey era capaz de capturar doce imágenes por segundo.

De esta manera, cada una de esas doce imágenes, muestran lo que sucede en una fracción de segundo, con lo que permite analizar con detalle lo que sucede a lo largo del suceso. Cabe hacer mención que en la actualidad el cine logra brindarnos la sensación de movimiento al capturar y proyectar alrededor de los veinticuatro cuadros por segundo.

Otro pionero de la fotografía de movimiento fue Eadweard Muybridge (1830 – 1904), aunque no existe real consenso entre los autores sobre la influencia de uno sobre el otro, lo que sí parece un hecho es que mientras que para Marey la técnica fotográfica debiera proporcionar datos exactos para el estudio del movimiento, para Muybridge la precisión de los datos pasaba a un plano secundario, lo importante era meramente proporcionar el registro gráfico del movimiento.

 Marey, “The Running Lion Tamer” (1886).

En el laboratorio de Marey él y sus discípulos utilizaron la denominada técnica “Quénu” que consiste en colocar líneas y pequeñas esferas brillantes sobre los sujetos fotográficos, a modo de marcadores que permiten un estudio más fino del movimiento del sujeto, este método es precursor a la técnica Mocap (Motion capture) utilizada actualmente con fines de animación digital.

Para 1894, Marey construyó cámaras capaces de capturar hasta setecientos fotogramas por segundo y dedicó los últimos años de su trabajo al estudio del movimiento del aire con propósitos en aerodinámica. Marey fundó en París el Instituto que hasta la fecha lleva su nombre, actualmente funciona con fondos del gobierno francés y continúa la investigación de la fotografía de objetos en movimiento.

Referencias:

  • Beaumont, N. (1986). The History of Photography from 1839 to the Present. Londres: Secker and Warburg.
  • Frizot, M. (1998). A New History of Photography. Alemania: Könemann.
  • Leggat, R. (1995). A History of Photography; from its beginnings till the 1920s. Recuperado de: http://www.mpritchard.com/photohistory/
  • Marey J. (1892). Chronophotography, or photography as applied to moving objects. Nature, 45 (1158), 228.