Los fotogramas son imágenes fotográficas que se obtienen sin utilizar algún elemento óptico. El proceso de creación de fotogramas es una técnica fotográfica muy sencilla, consiste propiamente en colocar un material opaco o semitransparente sobre un soporte fotosensible, exponerlo a la acción de la luz y posteriormente transformarlo químicamente en un material permanente.

 

Esta técnica fue descrita primeramente por Thomas Wedgewood (1771 – 1805) y Humphry Davy (1778 – 1829) en Inglaterra, hacia 1800, pese a que adolecía de un proceso químico que les brindara permanencia, publicaron una memoria intitulada Ensayo de un método para copiar cuadros sobre vidrio y para realizar perfiles por la acción de la luz sobre el nitrato de plata.

 

En dicha obra se describe un procedimiento por medio del cual, al aplicar una solución de nitrato de plata sobre un vidrio sobre el cual se debía colocar algún objeto opaco, la hoja de una planta por ejemplo, después de algún tiempo (dependiendo de la intensidad de la luz) la parte del conjunto no bloqueado a la luz toma una coloración obscura (causado por la reducción del nitrato de plata), al retirar el objeto opaco, la superficie cubierta por éste permanece blanca, por un breve período de tiempo, con lo que se logra obtener la silueta de la imagen del objeto utilizado. Algunos autores han mencionado que además del vidrio, en ocasiones utilizaron papel o piel blanca.

Las imágenes obtenidas por este método debían ser observadas en condiciones de poca iluminación, ya que no sabían cómo hacerlas permanentes (fijarlas), y el material al ir recibiendo luz adicional sobre las áreas ahora no cubiertas, también se obscurecían. Como resumen de su trabajo Wedgwood concluía; “Lo único que hace falta ahora es encontrar el medio de impedir que las partes no ennegrecidas del dibujo acaben ennegreciéndose cuando se expongan a la luz del día. Logrando esto, el procedimiento será tan útil como elegante.”

El procedimiento técnico para producir fotogramas es tan sencillo que en la publicación Fotografismo Publicitario Moholy Nagy (1895 – 1946) comenta:

“El procedimiento técnico del fotograma se puede explicar a cualquiera en un segundo, pero resulta infinitamente más complicado en cuanto abordamos el aspecto creador en la realización de fotogramas: el efecto indescriptible de las superficies luminosas en su relación de claroscuro, el blanco resplandeciente contrastando con el negro más profundo, a menudo de grado en un gris sutilísimo que penetra en el conjunto, era efectos desconocidos hasta ahora en la pintura y no pueden explicarse por las nociones habituales hasta el presente” (Fernández, 2002).

En el campo artístico, la técnica del fotograma ha encontrado grandes exponentes, dentro de los cuales se puede hacer mención de Man Ray (1890 – 1976), quien los denominó como Rayografías, cuya primer publicación la realizó en 1922 bajo el título de “Les Champs délicieux”. De éstos Man Ray mencionaba que “liberaba a la fotografía de la representación tradicional de los objetos, además de que subvertía su naturaleza realista por excelencia” (Escuela de Arte de Cádiz).

Otro autor quien también incursionó en la creación de fotogramas como técnica de representación artística fue László Moholy-Nagy, de quien se dice “perseguía la desmaterialización de la realidad para hacer visible la luz, sustancia de lo fotográfico (como paso preliminar) por cuanto fotografiar significa estructurar con la luz” (Escuela de Arte de Cádiz).

Moholy-Nagy realizó sus primeros fotogramas 1922. Al principio utilizaba el término composiciones de luz para designar sus creaciones; a partir de 1925 lo cambió por el término técnico fotograma, bajo la influencia del culto a la máquina de la escuela de la Bauhaus. (Escuela de Arte de Cádiz).

Algunos autores comentan que, si para Man Ray, la fotografía se trataba de la sublimación de los objetos, para Moholy Nagy, era el nacimiento de un espacio abstracto, estructurado por formas luminosas abstractas.

En palabras de Moholy Nagy, en relación a sus fotogramas, estos:

“…no debían verse como “cuadros”, ni descubrir trazos del mundo imaginario, ni buscar tema alguno ni orden abstracto ni aspiraban a representar nada sólo eran “objetos en la luz” objetos soportes y moduladores de la luz.”

Por otro lado, la técnica de creación de fotogramas ha brindado una herramienta útil como práctica fotográfica en el ámbito de la investigación botánica, tal es el caso de los primeros dibujos fotogénicos de Talbot, o bien las imágenes logradas por Anna Atkins en 1843, en que registró una serie de tipos de algas utilizando esta técnica. (Schaff, 1985).

Referencias:

  • Escuela de Arte de Cadiz http://fotograficascadiz.blogspot.mx/2009_10_01_archive.html
  • Fernández, A. (2002). La Influencia de los Estilos Artísticos de los Años 1945 a 1985 en la Fotografía (Tesis de Maestría). UNAM, México.
  • Frizot, M. (1998). A New History of Photography. Alemania: Könemann.
  • Schaff, L.J. (1985). Sun Gardens: Victorian Photographs by Anna Atkins. Reino Unido:Aperture.