Estos peludos amigos disfrutan que les tomen fotos. El primero en descubrir esto fue el fotógrafo inglés Harry Pointer a finales del siglo XIX, quien retrato a sus gatos en distintas situaciones, reproduciendo comportamientos humanos. Los llamó los “Brighton Cats” y se hizo  famoso por ese trabajo.

¿Por qué a la gente les gusta este tipo de foto? el Doctor Konrad Lorenz premio Nobel de Fisiología y Medicina en el año 1973. Concluye que algunos animales, entre ellos los mininos, son tan irresistibles por que comparten rasgos con los bebés humanos y esto nos despierta el instinto de cuidarlos.

En 2012, un estudio de la Universidad de Hiroshima (Japón), concluyó que ver imágenes de animales lindos aumenta los niveles de concentración, aún en la jornada laboral.

En el año 2014 la investigadora social Jessica Gall Myrick de la Universidad de Indiana en Estados Unidos de Norteamérica encontró que ver imágenes de gatos le sirve a la gente de terapia y hacen que les reduzca la ansiedad y los llena de optimismo.

Share This