El objetivo macro es un objetivo fotográfico especialmente diseñado para la técnica de fotomacrografía. Si bien se trata de un objetivo que nos permite realizar fotografías de índole general, también nos permite realizar fotomacrografía con rangos de aumento de 0.5 X o mayores.

El objetivo macro (micro en la definición de Nikon) es un objetivo de distancia focal fija, misma que puede variar de los 50 mm. a los 200 mm, la diferencia entre las diversas distancias focales es que a mayor distancia focal obtendremos una mayor distancia de trabajo para el mismo grado de aumento.

Podemos conseguirlos de la marca del fabricante de nuestra cámara fotográfica, o bien de otros fabricantes, pero debemos considerar que éstos últimos sean correspondientes con el tipo de montura de nuestra cámara. Además al corresponder con el tipo de montura de nuestra cámara, los contactos con la misma se mantendrán y podremos utilizar las funciones usuales propias de nuestra cámara fotográfica.

 

En el caso de algunos objetivos de distancia focal variable (zoom) encontramos también que incluyen la denominación “macro”, si bien al menos en alguna de sus distancias focales nos permiten enfocar a una distancia menor, el radio de ampliación difícilmente ofrece el 1:4 (0.25 X) y la calidad óptica es pobre, sobre todo a los extremos de la misma (aberración óptica) al compararlos con un verdadero objetivo macro. Un objetivo macro está diseñado para eliminar en gran medida la aberración esférica propia de toda lente convergente, en objetivos comunes esta aberración es prácticamente imperceptible, sin embargo cuando se alteran sus propiedades ópticas, p. ej. para obtener foco a una distancia menor, dicha aberración es muy notoria en los bordes de la imagen.

El objetivo macro está diseñado particularmente para corregir esta aberración esférica, lo que se logra al adicionar alguna lente asférica dentro de los elementos que lo componen, con lo que se consigue obtener imágenes de mayor calidad (nitidez).

Una de las características distintivas de los objetivos macro, es el hecho de que la óptica frontal del mismo está más retirada del borde frontal del objetivo, esto con la intención de proteger la lente frontal, ya que al tratarse de fotografías en que la distancia próxima de enfoque es muy reducida y existe más riesgo de golpearla.

Otra característica propia de los objetivos macro en general es la rosca de enfoque, mientras que en un objetivo usualmente podemos pasar de la distancia mínima de enfoque al infinito girando menos de una vuelta el anillo de enfoque, en los objetivos macro podemos realizar más de un giro a dicho anillo.

En general, con respecto al mecanismo de enfoque, podemos decir que existen dos tipos de diseño, aquellos con mecanismos internos y los de desplazamiento de la lente frontal.

En los objetivos de desplazamiento de la lente frontal podemos notar que al girar el anillo de enfoque del objetivo, la óptica frontal se desplaza bastante, alejándose del cuerpo de la cámara al desplazarlo a la distancia mínima de enfoque. Esto puede causar dos problemas fundamentales, por un lado el giro que se origina en el elemento frontal del objetivo puede ser incómodo, sobre todo al utilizar algunos filtros o flash de anillo, y por otro lado, la extensión producida ocasiona que la luz viaje una mayor distancia para llegar a nuestro material sensible, lo que puede pasar inadvertido si utilizamos un exposímetro TTL, pero resultar en fotografías subexpuestas, por ejemplo, al utilizar un exposímetro manual o bien un flash en modo manual.

Los objetivos con mecanismos de enfoque interno no desplazan la óptica frontal, logran enfocar desplazando los elementos ópticos dentro del objetivo, por lo que no presentan los inconvenientes antes mencionados.

La mayor desventaja de los objetivos macro (por mencionar alguna) es su costo elevado, sin embargo si requerimos de realizar gran cantidad de fotomacrografías es una inversión muy conveniente.

Referencias:

  • Arnold, C., Rolls, P., Stewart, J. (1974). Fotografía Aplicada. Barcelona: Omega.
  • Blaker, A. (1989). Handbook for Scientific Photography 2a ed. Boston: Focal Press.
  • Cetto, A. (1987). La Luz; en la naturaleza y en el Laboratorio. La Ciencia desde México # 32. México: Fondo de Cultura Económica.
  • Fernández, A. Zelaya, E. (2007). Fotografía: Teoría Y Procedimientos Básicos. México: UNAM (en prensa).
Share This