La Fotomicrografía, es una de las denominadas técnicas de acercamiento en Fotografía, se les conoce con éste nombre ya que en principio estas técnicas consisten en realizar fotografías a distancias de enfoque muy cortas entre el elemento a fotografiar y el equipo fotográfico.

En el caso del término Fotomicrografía podremos encontrar que en muchas publicaciones se utilizan indistintamente éste y el de Microfotografía. Pero también encontraremos referencias que los diferencian, mencionando que el término Microfotografía se refiere a técnica por medio de la cual se obtienen fotografías de formato muy pequeño, tal es el caso de las microfichas.

Mientras que el significado de Fotomicrografía se refiere a una de las técnicas de fotografía de acercamiento en que se pueden lograr imágenes ampliadas, a nivel del material fotosensible, con relación al sujeto fotografiado. Esta última definición es la más adecuada y por tanto será la que consideraremos en el presente artículo.

La Fotomicrografía difiere de la Fotomacrografía en que la Fotomicrografía se refiere a la técnica para obtener fotografías utilizando la ayuda de algún tipo de microscopio, logrando aumentos de 10X (10:1) en adelante, por supuesto esto dependerá del tipo de técnica microscópica utilizada. La fotomicrografía de investigación requiere dominio, tanto de la técnica fotográfica como de la técnica microscópica, ya que posiblemente se trate de fotografiar eventos que se suceden muy raramente, o que son muy laboriosos y caros de preparar, lo cual no nos limita para intentar introducirnos a esta técnica sin fines de investigación.

De acuerdo con Martínez-Mena A. (1987),

“El microscopio es un instrumento óptico y mecánico que modula energía (fotónica, electrónica, acústica, etc.) para incrementar el ángulo de visión y proporcionar imágenes amplificadas de un objeto. Se usa para obtener información en diversas áreas, especialmente las ciencias biomédicas, la metalurgia, la física, la geología, la petroquímica y la restauración artística”.

Desde los inicios de la microscopía en el S. XVII los microscopistas han tenido la necesidad de describir de alguna manera las observaciones que realizan, dentro de las primeras fotomicrografías realizadas fueron aquellas logradas por Thomas Wedgewood (1771 – 1805) y Humphry Davy (1778 – 1829) en 1802, utilizando un microscopio solar, por desgracia se trataba de imágenes efímeras, ya que no se habían desarrollado métodos de proceso de permanencia para las imágenes fotográficas.

Al parecer, William Talbot (1800 – 1877) debió ser el primer fotógrafo que demostró un interés en fotomicrografía, en 1837, utilizando un microscopio solar, logró obtener dibujos fotogénicos de cristales en luz polarizada, su fotomicrografía del ala de un insecto fue mostrada en el «Royal Institution» en 1839, asimismo con respecto a la Fotomicrografía, mencionó en 1839, «esta nueva técnica permitirá a los científicos solucionar el problema de ilustrar correctamente las preparaciones anatómicas y morfológicas».

La ciencia y la fotografía se han mantenido unidas prácticamente desde la invención de la fotografía misma, pese a que la fotografía se ha asociado casi siempre de forma exclusiva, con los aspectos estéticos o de documentación. Los científicos han usado y usan cotidianamente la fotografía para diversos fines. El 19 de agosto de 1839 en la Academia de Ciencias Francesa, cuando Francoise Aragó (1786 – 1853), concluye en su discurso de presentación del método de daguerrotipia a la élite intelectual de París;

«Por lo demás, cuando los observadores aplican un nuevo instrumento al estudio de la naturaleza, lo que han esperado siempre es poca cosa con relación a la serie de descubrimientos que va proporcionando ese instrumento. En este aspecto, lo que particularmente debe contar es lo imprevisto».

Comentario por demás acertado, baste considerar que la Fotografía no sólo ha contribuido en el campo de la microscopía al brindar una herramienta de registro, además ha propiciado el desarrollo mismo del campo de la microscopía, baste con mencionar que su capacidad para registrar longitudes de onda invisibles para el ojo humano coadyuvó para desarrollar nuevas técnicas microscópicas tales como la microscopía U.V. o la microscopía electrónica, sólo por mencionar algunas.

Los microscopios para investigación están diseñados para incorporar una cámara fotográfica en su construcción, sin embargo es posible adaptar prácticamente cualquier tipo de cámara fotográfica a la mayoría de los microscopios, ya que se pueden conseguir comercialmente diversos tipos de soportes y adaptadores para tal fin.

Referencias:

  • Abramowitz, M. (1998). Photomicrography: A Practical Guide. Nueva York: Olympus America Inc.
  • Bieler, A. (1992). Algunos aspectos de la Fotografía Científica. ContactoS (5), pp. 7-15.
  • Freund, G. (1983). Fotografía y Sociedad. Barcelona: Gustavo Gili, S.A.
  • Frizot, M. (1998). A New History of Photography. Alemania: Könemann.
  • Martínez-Mena A. (1987). Microscopía. En Enciclopedia de México Vol. 9, 2ª ed. (5419-5421). México: Cia. Editora de Enciclopedias de México, S.A. de C.V.

Sitios recomendados:

http://www.nikonsmallworld.com/

 

Share This