Uno de los pioneros más importantes en el ámbito de la Fotografía fue sin duda William Henry Fox Talbot (1800 – 1877) nacido en Inglaterra, estudió matemáticas y a los clásicos en la universidad de Cambridge. Electo socio de la Real Sociedad Astronómica y miembro de la “Royal Society” en 1832, también fue estudioso bíblico, botánico y “asiriólogo” donde contribuyó en descifrar la escritura cuneiforme traída a Inglaterra desde Nínive.

Pese a que en las fotografías realizadas por Talbot que aún se conservan es posible apreciar un cierto grado estético, se considera que fue la falta de habilidad como dibujante lo que encaminó a Talbot a experimentar con las bases del proceso fotográfico, -utilizando para tal fin papel sensibilizado con nitrato de plata- tal como se puede deducir de un documento enviado a la Real Sociedad de Londres escrito el 31 de enero de 1839, intitulado Algunos conceptos del arte del dibujo fotogénico, o el proceso por medio los objetos naturales pueden ser delineados por sí mismos sin la ayuda del lápiz del artista, en donde escribe:

“En octubre me encontraba divirtiéndome en las bellas playas del lago Como en Italia, realizando bocetos con ayuda de la Cámara Lúcida, o más bien, debiera decir, intentando hacerlos, con la menor cantidad de éxito posible.

Después de varios infructuosos intentos, decidí dejar el instrumento de lado, y llegué a la conclusión, de que se requiere un conocimiento previo sobre dibujo, el cual no tenía.

Decidí entonces intentar un método que había intentado años atrás. Este método consistía en arrojar dentro de la Cámara Obscura, la imagen de los objetos sobre una hoja de papel en su foco –retratos de hadas, creaciones de un momento, y destinadas a borrarse rápidamente…

fue entonces cuando una idea llegó a mi mente… que hermoso sería si fuese posible lograr que estas imágenes naturales se imprimieran a sí mismas y permanecieran fijas en el papel.” (Leggat, 1995).

Es precisamente con la idea de que estas imágenes permanecieran fijas que Talbot comenta con Sir John Frederick William Herschel (1792 – 1871), astrónomo muy reconocido, quien recomienda utilizar hiposulfito de sodio como medio para fijar las imágenes que obtenía en papel. Parece ser que lo mismo le recomienda a Jacques Louis Mande Daguerre (1787 – 1851), a través de Francois Arago (1786 – 1853). Cabe hacer mención que incluso en la actualidad el compuesto principal de los fijadores fotográficos sigue siendo el hiposulfito de sodio.

Talbot experimentó con la sal mencionada y logró obtener imágenes permanentes por acción de la luz, además inició a experimentar con papeles impregnados de cloruro de plata, con lo que consiguió una emulsión de mayor sensibilidad. Posteriormente investigaría con bromuro de plata y posteriormente con yoduro de plata.

El primer negativo de papel que se conoce es la ahora famosa ventana Oriel en la galería sur de la abadía de Lacock, en Wiltshire, realizada por Talbot, y fechada en agosto de 1835. El propio Talbot comentó al respecto “Recién realizada, los cuadros de vidrio, alrededor de 200, podían contarse con la ayuda de un lente”. Estos negativos en papel podían imprimirse nuevamente por contacto sobre otro papel sensibilizado, para obtener imágenes positivas de dicho negativo. Talbot nombró a su proceso “dibujo fotogénico” (photogenic drawing).

En enero de 1839, Daguerre anuncia el desarrollo de su proceso, unos días después, Talbot escribe una carta dirigida a Arago, en que le reclama a modo de notificación, que fue el mismo Talbot, y no Daguerre el que debía ser considerado como el descubridor del proceso fotogénico. A lo que uno de los colegas científicos de Arago responde que Daguerre había descrito un cierto número de procesos a lo largo de catorce años.

Molesto sin duda, el 25 de enero de 1839, Talbot anuncia el descubrimiento del método del “dibujo fotogénico” ante el Royal Institution, iniciando una discusión inconclusa a la fecha respecto al descubrimiento de lo que actualmente conocemos como Fotografía.

Se puede concluir que Talbot en realidad no conocía el proceso presentado por Daguerre ni viceversa, ambos procesos tenían en común el utilizar materiales de plata sometidos a exposición de luz, dentro de la Cámara Obscura, pero hasta ahí las coincidencias. Las imágenes de Talbot en primera instancia eran negativos sobre papel, mientras que las imágenes obtenidas por medio del proceso de Daguerre eran imágenes positivas sobre una placa metálica.

Lo que es más aceptado en la actualidad, es reconocer a Joseph Nicéphore Niépce (1765–1833), como el padre de la Fotografía, Daguerre como el personaje que más contribuyó a popularizarla y a Talbot como el descubridor del proceso “negativo – positivo”.

Referencias:

  • Beaumont, N. (1986). The History of Photography from 1839 to the Present. Londres: Secker and Warburg.
  • Frizot, M. (1998). A New History of Photography. Alemania: Könemann.
  • Leggat, R. (1995). A History of Photography; from its beginnings till the 1920s. Recuperado de: http://www.mpritchard.com/photohistory/
  • Lacock Abby, by William Fox Talbot (1800-1877) – National Museum of Photography, Film and Television collection, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4525845
  • Moffat, J. (1997). Fox Talbot, Lifelines 38, Risborough: Shire publications Ltd, Princes 3rd Edition 1997., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5648857
Share This